Los inesperados sube y baja de la cotización del Bitcoin

burbuja-bitcoin

¿A alguien le sorprende?

Al parecer, las múltiples voces que apuntaban a una enorme burbuja en la cotización del Bitcoin han calado en una gran parte de los poseedores de Bitcoins, que han reaccionado ante el primer indicio de pichazo pulsando el botón “vender”. En pocas horas se ha producido una pequeña avalancha de ventas que ha sido suficiente para bloquear los sistemas de los trader para la compra-venta de Bitcoins.

Al igual que una bola de nieve rueda montaña abajo haciéndose más grande con cada vuelta, los fallos ocurridos precipitaron la situación, asustando a más inversores que se veían incapaces de deshacer su inversión.

Este evento no hace sino ponersobre la mesa nuevamente la fragilidad y precariedad del Bitcoin como inversión a corto plazo. La compra-venta de Bitcoins no es un mercado regulado. Por tanto tiene poco que ver con el funcionamiento y los controles que puede tener un mercado de valores al uso. No hay unas reglas, no hay un árbitro, y sobre todo, no hay un respaldo técnico ni siquiera parecido al de los potentes sistemas que mantienen las cotizaciones bursátiles.

Este episodio nos ha servido para darnos cuenta de los riesgos que tiene especular con Bitcoins, y que nunca debe hacerse en los mismos términos que se especula con otros commodities de mayor liquidez. Bitcoin no se concicibió como medio de especulación, y por tanto debemos ser muy prudentes, y sobre todo muy conscientes de lo que tenemos entre manos.

Dicho sea esto, podemos sacar una excelente conclusión de lo sucedido estas últimas horas, y es que ni Bitcoin ha muerto, ni su valoración se ha desplomado. Actualmente se sigue intercambiando, y el precio se ha recuperado hasta los 230$. Seguiremos viendo espectáculos como este en el futuro, y nos servirán para aprender valiosas lecciones, y sobre todo poner a prueba a toda la comunidad Bitcoin y al propio sistema en si mismo.